Playa de Bwejuu en Zanzibar, Tanzania

Bwejuu

En el pequeño pueblo de Bwejuu, se extiende una ancha playa de arena de color blanco de unos diez kilómetros, donde tiene tienen hasta su propia laguna con corales y protegida por palmeras en cada punto de su costa. La gente de Bwejuu vive principalmente de la pesca, y aunque haya unos buenos recursos turísticos por toda el área, sigue teniendo esa apariencia de pueblo costero donde no ha llegado la industrialización.

En los alrededores del pueblo, hay varios sitios donde podemos alojarnos, que son principalmente casas de huéspedes. Para hoteles más internacionales, hay que moverse un poco fuera del área de la playa. Es elección nuestra elegir la playa y su atmósfera más tradicional, o las comodidades modernas de un recurso turístico.

La playa es realmente como una gran plataforma en la que dan ganas de correr por su blanca extensión, y da una curiosa sensación de espacio. Esto se debe a la forma que tiene la blanca arena en combinarse con las aguas, su gran anchura desde la orilla hasta las palmeras de detrás, y la poca gente que suele haber. No es una playa que se ponga muy conglomerada, aunque en temporada alta obviamente hay más presencia de turistas.

Dado que es una playa muy espaciosa, se pueden jugar a cualquier cosa imaginable que se nos ocurre. Si nos gustan más los deportes en el agua, el windsurf es bastante practicado en estas aguas.

Hay un club de playa muy conocido en la playa de Bwejuu llamado Club Breezes. Se puede llamar recurso turístico, ya que ofrece todo lo que uno de estos centros tiene para sus visitantes. Es un estupendo sitio que nos hará disfrutar aun más del océano azul, el despejado y limpio cielo, y estas estupendas costas en general.

Otras playas como la de Nungwi o la de Mnemba, no quedan lejos de este sitio, por lo que además tenemos la oportunidad de disfrutar de otras playas de esta costa sin problemas.

Si hay algún problema que se le puede atribuir a la playa de Bwejuu, es que no hay suficiente tiempo para poder disfrutar de todo lo que ofrece. Otra cosa que debemos saber de esta playa, es un calido tiempo. Si no se está acostumbrado al calor, hay que tener en cuenta esto y estar siempre bien hidratado. Llevar agua y darnos unos buenos chapuzones en el agua, solucionará el problema. La gente del lugar es muy sociable y nos ayudará en cualquier cosa que necesitemos.

Otra cosa que debemos hacer si estamos en esta costa y tenemos el tiempo suficiente, es visitar el pueblo de piedra. Algunas edificaciones como la vieja fortaleza o la cada de las maravillas – todas ricas en antigüedad e historias de antiguos safaris que se hacían en esta parte de África.

Sumergirse en su cultura y andar por sus calles, es una experiencia que posiblemente solo se viva en este sitio. El pueblo de piedra tiene buenos hoteles para quedarse, los cuales están decorados siguiendo las características del pueblo. Por tanto, podemos ver incluso los muebles hechos a mano y con innovadores materiales naturales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here