Los Mejores Castillos de Europa

castillos europeos

Como seguimos de vacaciones, los aficionados a los castillos pueden aprovechar esta época festiva para hacer lo que más les gusta, que es visitar castillos. Cuando hablamos de castillos se nos viene a la cabeza imágenes antiguas de reyes, reinas, caballeros de la mesa redonda y muchas cosas que hemos visto en películas o leído en libros. Estas impresionantes estructuras de piedra suelen estar llenas de leyendas y mitos de diverso tipo.

Durante la edad media, los castillos servían de fortaleza. Durante el renacimiento albergaban a la realeza, pintores, artistas y todo tipo de personas relacionadas con la cultura. Los castillos han servido como testimonio de los pasados siglos, ofreciendo como era la vida en esos tiempos tan diferentes.

¿Cuáles son los mejores castillos de Europa que se pueden visitar? Hay varios y los tenemos completamente disponibles para verlos y disfrutarlos como si nos hubiéramos transportado a otra época. Para empezar tenemos el castillo de San Jorge en Lisboa. Está en un alto acantilado frente al océano Atlántico y jugó un papel importante en la historia del país. Sirvió como fortaleza y también como prisión, hasta que casi fue destruido por un terremoto en el siglo 18.  A principios del siglo 20 el gobierno portugués decidió renovar este castillo que estaba prácticamente en ruinas. Hoy en día vuelve a tener un aspecto impresionante y es un destino turístico bien conocido.

castillos de europa

El castillo de Praga es otro de esos castillos que no puede faltar en nuestra lista. A través de su historia ha sido un punto de unificación en varios aspectos. El castillo evolucionó de una simple fortaleza a un lugar importante para negociaciones gubernamentales. Hoy en día se puede ver como cambiar la guardia cada hora y todas las tardes hay una ceremonia de la bandera. Hay guías ofrecidas en seis idiomas, por lo que no hay excusa para visitar este turístico castillo.

Si nos vamos a Escocia, veremos como los castillos son otra cosa que está a la orden del día. Uno de estos castillos es el de la isla de Arran, el cual es de la época de los vikingos y que fue usado para proteger las tierras del área. Con el paso de los siglos, esta fortaleza fue expandida y se convirtió en la residencia de la nobleza que habitaba estas tierras. Su interior deja ver gran cantidad de pinturas, mobiliario de la época, jardines perfectamente cuidados, y otras cosas que datan de cientos años. Es sin duda un castillo que merece la pena visitar.

Siguiendo con Escocia, tenemos el castillo de Glamis construido en el siglo 15. Ha sido siempre un lugar con mitos e historias de fantasmas, y aun hoy en día se considera que es un castillo encantado. Las historias dicen que mucha gente importante fue asesinada en este castillo, y que los espíritus siguen vagando por sus pasillos y habitaciones. Sin embargo, los lugareños dicen que una visita antes del anochecer es bastante seguro, aunque visitarlo de noche solo es para los más valientes.

Si estamos por Francia, el castillo de Chambord puede ser una buena elección. Es uno de los sitios más bonitos de visitar del país. Se construyó en 1547 y fue el hogar de Luis XIV. Se usaron casi dos mil trabajadores para poner en pié esta estructura de piedras, donde se incluyen cientos de habitaciones, escaleras y chimeneas. Una de las peculiaridades en su interior es  una escalera de doble espiral que permite a dos o más personas subir y bajar sin tener que cruzarse. Es un castillo que sin duda impresionará a todos.

El castillo de Lincoln en Inglaterra es de un gran significado histórico. Fue una vez el hogar de Guillermo el Conquistador y es uno de los dos castillos originalmente construidos en dos montículos que están cerrados por paredes que incluyen una torre cuadrada (la más pequeña) y un observatorio que fue construido en el siglo 19. Fue usado durante un periodo de tiempo como prisión, y fue una de las más seguras que se recuerdan.

Para terminar, una de las visitas más interesantes que podemos hacer es en Alemania para visitar el castillo de Frankenstein. Muchos se sorprenderán de que este castillo exista, pero así es. Las leyendas que tiene este castillo son muchas.

Se dice que el barón Konrad Dippel von Frankenstein fue encontrado muerto en su laboratorio echando espuma por la boca y rodeado de varias partes humanas que había robado de los cementerios. Ya sea verdad o mentira, mucha gente cree que Mary Shelley (escritora de la novela “Frankenstein”), escuchó esta historia durante un viaje a Alemania y lo usó para su obra.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here