Playa de Flamenco en Puerto Rico

flamenco

La playa de Flamenco está considerada una de las playas más bonitas del mundo según varios algunos canales de televisión especializados, aunque lo que es seguro es que es la más visitada de Culebra, en Puerto Rico. Está compuesta por una larga extensión de arena blanca que cubre toda la bahía, y se puede sentir el sol caribeño en todas partes.

La playa de Flamenco es un gran lugar para bucear, nadar, pasear y socializar con otras personas. La playa es fácilmente accesible por varios sitios, lo que la hace una buena parada para todos los turistas.

En la misma entrada de la playa está la oficina perteneciente al camping. Este es el único punto de la isla donde se pueden acampar. Lo ideal es tomarnos el tiempo para dar un buen paseo a lo largo de la costa, meternos en las claras aguas y disfrutar de las espumosas olas. Chapotear, nadar y broncearse es un verdadero placer en esta parte de la costa puertorriqueña.

Hay pocos sitios para alojarse en la playa de Flamenco, por lo que es mejor hacer las reservas con tiempo para no quedarnos sin ningún sitio para quedarnos (siempre tenemos el camping como alternativa). Aparte de la falta de alojamientos, es mejor ir con algo reservado para dejar todas las cosas y comenzar rápidamente nuestro día de playa. En Flamenco hay gran cantidad de kioscos donde alquilar sillas de playa, sombrillas, tiendas de campaña por si nos quedamos en el camping muchas más cosas.

Hay un buen número de locales a lo largo de la playa para beber y comer algo en cualquier momento del día. Hay también duchas abiertas en la misma playa y son de agua dulce, aunque solo funcionan tres horas al día. Hay varios aseos que no cierran en todo el día y varios puntos con agua potable para refrescarnos. Hay sitios preparados para hacer barbacoas, por lo que puede ser el día perfecto para un día playero.

En la playa de Flamenco durante los días soleados, los tonos azules del cielo fundiéndose en el horizonte con el mar, nos dejara sin respiración. Las aguas son cristalinas y calmadas, la arena pura, limpia y blanca como la nieve. Hay verdes montañas rodeando la playa y palmeras por todos los lados. Es tan espacioso, que incluso en los fines de semana se pueden encontrar puntos tranquilos para relajarse. Definitivamente es un lugar que hay que visitar si se está en Puerto Rico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here