La Peculiar Playa de Glass en California

Glass

La playa Glass (o playa de cristal) en California, es realmente única. No es porque la naturaleza la haya hecho de la manera que es, sino porque el tiempo ha corregido una equivocación del hombre en esta costa. A principio de los años cincuenta, el área alrededor de la playa Glass se convirtió en un vertedero público.

Es difícil imaginar esto hoy en día, pero por aquel entonces, la gente tiraba toda clase de basura al océano, incluyendo coches viejos y la basura de casa, la cual incluía mucha cantidad de cristal. A comienzos de los años sesenta, se hicieron algunos intentos para controlar lo que se echaba al mar, y evitar que productos tóxicos fueran tirados al océano.

A mediados de la década de los sesenta se dieron cuenta de la equivocación que era tirar la basura al mar, y se comenzaron los trámites para abrir otro vertedero lejos de esta playa.

Hoy en día y pasados más de cuarenta años, la naturaleza has reclamado de nuevo la playa. Años de oleaje removiendo el fondo marino, ha depositado toneladas de cristal pulido en la playa. Ahora lo que se puede ver son millones de trozos de cristal de variados colores que brillan bajo la luz del sol.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La playa de Glass tiene varias zonas interesantes para explorar, como son unas piscinas naturales que se han ido formando. Podemos encontrar cangrejos, moluscos y muchas plantas acuáticas que tiene su hogar en este entorno que cambia continuamente. Es fácil pasarnos horas observando este fascinante entorno y todos los pequeños detalles que lo componen.

La playa de cristal es ahora parte de un parque estatal y está protegida por unas estrictas reglas. Para empezar, no se puede coger cristal para llevárselo de recuerdo. Se tiene a esta playa como un bien cultural e histórico, y por ello se quiere mantener como está durante todo el tiempo que se pueda.

Aunque el océano continuamente va dejando más cristales en la playa, en los últimos años la cantidad se ha reducido debido a que los visitantes siempre se quieren llevar un recuerdo. La idea que se quiere transmitir es que la playa es para explorar, coger cristales, ver los diferentes colores y disfrutar en general de todo el área. Luego hay que volver a dejar los cristales donde estaban.

Como ya se habrá adivinado, no es realmente una playa típica para tumbarse a tomar el solo o bañarse en sus aguas, pero si que es una experiencia que puede ser única. Se puede decir que es una playa que nos transporta a otro mundo lleno de colores y destellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here