La Increíble Playa de Holbox en México

Holbox

La isla de Holbox es un destino en Méjico bastante único y prácticamente sin tocar por el turismo masivo. Es un lugar tranquilo para disfrutar de la naturaleza y de todo lo que nos ofrecen estás increíbles playas que rodean la isla. Estarás en un entorno sin ningún tipo de conglomeraciones y en contacto directo con los maravillosos escenarios a nuestro alcance, incluyendo la gran variedad de aves que hay en el área.

Una gran parte de la isla de Holbox es inalcanzable a no ser que se llegue en una embarcación, por lo que se mantiene inhabitada. Una refrescante brisa marina está continuamente soplando en la isla, lo cual se agradece. Dependiendo de la parte de la isla en la que estemos, las playas tienen una diferente composición. Por ejemplo, en la parte norte están formadas por arena y conchas marinas. Si nos movemos hacia el este o el oeste, veremos cada vez menos conchas de este tipo.

La multitud de conchas marinas que hay por algunas de estas playas y traídas por la corriente, hacen que tengamos la posibilidad de recoger souvenirs gratuitos y recuerdos de nuestro paso por la isla. También las podemos comprar en los pequeñas puestos locales de regalos.

Las actividades más populares para realizar en Holbox es la contemplación de las aves y pájaros de la zona, pescar, y por supuesto pasear por las interminables playas de la isla. Una actividad tan simple como dar largos paseos y darnos algunos chapuzones para refrescarnos, es un verdadero privilegio para cualquier visitante en busca de tranquilidad y sosiego.

Otra de las atracciones en la isla, es la presencia del tiburón ballena, el pez más grande del mundo en la actualidad. Según los científicos y biólogos especializados, las aguas que rodean la isla de Holbox, tienen la mayor concentración de tiburón ballena del mundo.

Nadar con ellos es un sueño para muchos, y en Holbox tenemos esta oportunidad, ya que son unos animales muy amigables. La mejor temporada para venir a bucear con ellos es en los meses de Julio y Agosto.

Hay varios hoteles en la isla y notaremos que para llegar a los sitios, no hay demasiados vehículos. Este es uno de los signos de que estamos en una isla casi virgen. Hay también algunos puntos de la isla donde podemos comer y tomar algo, aparte de los hoteles.

Se puede llegar a la isla por barco o avioneta, y una vez en la isla, tenemos la opción de alquilar lanchas para recorrer los 40 kilómetros de largo que tiene la isla. Como se ha comentado, una buena zona de la isla está totalmente inhabitada, dándonos una buena oportunidad de explorar y tener una pequeña aventura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here