Visita la Playa de Honaunau en Hawai

Honaunau

La bahía de Honaunau, localizada en Isla Grande, tiene algunas de las vistas submarinas más impresionantes de la isla, posiblemente de todo el estado. Se pueden encontrar peces extraños de ver en otras partes y muchas tortugas marinas que se pueden ver nadando entre el colorido arrecife de coral.

En un día claro de verano, no se necesita nadar demasiado para tener unas buenas vistas del suelo marino. El agua es sobre todo atractiva para los aficionados al buceo libre y submarinistas, ya que están claras y tranquilas durante prácticamente todo el año. La playa de Honaunau también se conoce como “Dos escalones” porque hay dos escalones naturales para salir y entrar del agua, formados en el pasado por el fluir de lava.

La playa en si es muy tranquila, y cada vez más gente viene a visitarla, atraída por sus aguas de color turquesa y sus fina arena. Un buen número de palmeras da a la playa de Honaunau el típico aspecto que se puede esperar de una playa hawaiana. No es extraño que esta playa sea una de las más fotografiadas de todas las playas de la isla.

Esta espectacular playa fue una vez hogar de antiguos jefes hawaianos, los cuales tenían su vivienda en la misma playa. Como se ha dicho, esta playa es bastante segura para nadar, por lo que la hace ideal si vamos con niños o con gente muy mayor. Las aguas suelen estar templadas todo el año, su transparencia hace que no se quiera salir del agua.

No hay demasiados servicios en la playa, pero tiene los mínimos requeridos. Los socorristas no siempre están trabajando, por lo que hay que tener en cuenta este detalle. Por lo demás, se pueden encontrar lavabos, duchas y algunas tiendas de regalos a lo largo de playa.

Hay algunos buenos hoteles cerca de la playa de Honaunau, como por ejemplo el hotel Manago o el hotel cuatro estaciones. También hay varios restaurantes donde se puede probar la comida típica de Hawai, como comida más internacional.

Cerca de la playa hay un importante parque que tiene renombre cultural e histórico. Sirvió en su día como refugio para prisioneros de guerra y se usaba como lugar para juzgar a presos. Hoy en día está preparado para recibir a turistas y a la gente local. Cerca de la playa, hay plantaciones de café que merece la pena ver, como también algunos bosques con una vegetación espesa que podemos investigar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here