¿Qué son los Infiernos de Beppu y cómo se pueden Visitar?

Infiernos de Beppu

¿Qué te parecería irte de vacaciones al infierno? Antes de que te espantes y huyas de este sitio Web, queremos aclarar que es un “infierno” muy terrenal y que está en Japón. Se trata de los Infiernos de Beppu, lo cual pueden ser unas vacaciones fuera de lo normal.

¿Qué son los Infiernos de Beppu? Son un grupo de siete manantiales que se encuentran en la población de Beppu, Japón. Este pueblo se encuentra en la isla de Kyushu, y para muchos es el paisaje más irreal que hayan visto jamás.

En su localidad estos manantiales se les llaman “onsen” y son tan especiales porque transcurren en un lugar de mucha actividad volcánica. Son aguas termales que tienen un color rojo intenso, y por eso se les puso el nombre de los siete infiernos de Beppu. Sin embargo, cada uno de ellos tiene sus propias características.

El nombre de “infierno” también tiene su origen por el terror que producía a mucha gente que veía estos escenarios sacados de una obra de Dante.

1 – ¿Cómo son los Infiernos de Beppu?

los 7 Infiernos de Beppu

Hay que reconocer que unas vacaciones en la isla de Kyushu para ver manantiales hirvientes, no es para todo el mundo. Sin embargo, es un espectáculo que miles de turistas aprecia y por eso visitan los Infiernos de Beppu todos los años. ¿Qué es lo que provoca que estos manantiales sean tan singulares?

Los manantiales de agua hirviendo son debidos a una actividad geotérmica que ocurre bajo la tierra. Japón es un país que se encuentra sobre tierras volcánicas, y seguro que has escuchado que tienen más terremotos que otros sitios. Hay zonas que tienen más actividad volcánica bajo el suelo, y es el caso de la isla de Kyushu.

En el caso de los manantiales que hay en Beppu, hay una gran abertura subterránea en las placas tectónicas. Esto permite que las aguas puedan circular libremente bajo dichas placas, y por tanto ser calentadas por el magma volcánico. Debido a la presión de las placas, el agua vuelve a salir a una temperatura alta hasta mostrar lo que conocemos como los Infiernos de Beppu.

Otra de las cosas que atrae a mucha gente son sus géiseres, los cuales son impactantes. Son chorros de agua que suben del suelo de forma natural, lo cual se convierte en un espectáculo de la naturaleza que todo el mundo puede disfrutar.

2 – ¿Son seguros estos manantiales de la isla de Kyushu?

siete Infiernos de Beppu

Algunos se estarán preguntando si es peligroso visitar los 7 Infiernos de Beppu, pero es bastante seguro. De hecho, cada uno de ellos tiene sus  propias características. Algunos llevan agua hirviendo y otros están simplemente templados, lo cual permite que exista la vida en ellos.

Los manantiales tienen un poco de todo, ya que hay zonas donde el agua tiene mucha fauna vegetal y animal. Debido a su ubicación en estas tierras volcánicas, toman colores variados que van desde el azul intenso al gris hasta alcanzar un rojo oscuro. En algunas zonas hay todo tipo de animales viviendo en sus aguas, donde ciertas áreas tienen hasta cocodrilos.

En otras partes de los siete Infiernos de Beppu el agua está a más de cien grados centígrados, por lo que no es buena idea darse un baño.

¿Se puede uno bañar en alguno de los manantiales de Beppu? Lo cierto es que si, ya que hay muchas zonas que permiten una actividad turística normal. Existen varios manantiales en la isla de Kyushu donde todo el mundo se puede bañar. Los más populares están en ryokan, que es un lugar donde los turistas pueden quedarse unos días y disfrutar de los Infiernos de Beppu.

Desde ryokan se pueden organizar viajes a los diferentes puntos de la isla. También están disponibles las mejores zonas para bañarse durante el día. Está algo alejado de Beppu, pero si un día nos apetece quedarnos en el hotel y relajarnos, es una buena opción. Por eso es aconsejable estar varios días para ver lo máximo posible.

3 – ¿Qué esperar de los manantiales de Beppu?

manantiales de Beppu
Manantiales de Beppu

Una cosa que hay que tener clara es que un viaje a los 7 Infiernos de Beppu es para disfrutar de la naturaleza y las vistas. No hay mucho que hacer en esta isla, aparte de hacer senderismo por zonas de una increíble belleza. Se puede decir que son unas vacaciones de relajación, y también conocer otra cultura.

Las zonas de manantial donde la gente se puede bañar, tienen también cualidades terapéuticas. Es un beneficio añadido a las vacaciones a esta isla japonesa, ya que las aguas tienen una gran cantidad de minerales muy beneficiosos.

Mucha gente lo que hace es aprovechar su visita a Japón para dedicar unos días a conocer Infiernos de Beppu. Hay que tener en cuenta que Kyushu está alejada de los sitios típicos que se visitan en Japón. Para hacernos una idea, Kyushu está a unos 1200 kilómetros de la capital Tokio, por lo que es un viaje que hay que hacer en avión.

Con unos pocos días que estemos en Kyushu, será suficiente para verlo todo. De hecho, en dos días se pueden ver los 7 manantiales, aunque no se trata de ir deprisa sino de disfrutar las visitas a cada uno de los “infiernos” que ofrece la isla.

Cinco de los Infiernos de Beppu están en el distrito de Kannawa y los otros dos están en Shibaseki. Para moverse de un sitio a otro hay transporte público, pero también hay servicios de taxi. Si no te gusta ninguno de los dos transportes, también se pueden alquilar un vehículo, lo cual puede ser una buena opción para pasar unos días.

¿Cuáles son los infiernos que existen en Beppu? Sigue leyendo y te los contamos uno por uno.

4 – Tatsumaki Jigoku | El Tornado del Infierno

Tatsumaki Jigoku
Tatsumaki Jigoku – El Tornado del Infierno

El manantial de Tatsumaki Jigoku no es solo un sitio con aguas calientes, sino que es un espectacular géiser. Ofrece un chorro de agua y vapor que es lanzado al aire debido a la alta presión que hay en el suelo. Se pueden ver estos estallidos de agua caliente y vapor cada 20-30 minutos, y es ideal para ver a la naturaleza hacer cosas tan poco usuales de presenciar.

5 – Oniyama Jigoku | El Infierno de la Montaña del Diablo

En el Infierno de la Montaña del Diablo es un sitio que es mejor ver a una distancia de seguridad. Aparte del calor que desprenden las aguas, también es un manantial donde un buen número de cocodrilos han elegido su hogar. Lo cierto es que estos cocodrilos fueron traídos a Oniyama Jigoku en los años veinte, donde se han criado y perdurado hasta hoy.

Hay vallas de seguridad para no acercarse a las aguas de Oniyama Jigoku. No hay peligro ya que las medidas tomadas mantienen a salvo a los turistas. Desde las vallas se puede ver como los cuidadores alimentan a los cocodrilos, lo cual es un espectáculo fascinante e inquietante a la vez. Se pueden ver a los reptiles moverse en la bruma que sale de las aguas, lo cual da bastante miedo.

6 – Chinoike Jigoku | El Estanque de Sangre

Chinoike Jigoku
Chinoike Jigoku – El Estanque de Sangre

Las aguas de Chinoike Jigoku realmente parecen salidas del infierno, ya que su color rojizo parece de algún oscuro mundo del subsuelo.  El color rojo es debido al barro que hay en el suelo del manantial, y contrasta con la verde vegetación que rodean sus aguas. Es sin duda un espectáculo visitar el Estanque de Sangre, ya que también hay cataratas y senderos por todo el área.

Hay zonas donde se puede ir hasta la orilla e incluso mojarse los pies en el manantial. Se puede también comer en la orilla de estas rojizas aguas en un restaurante construido junto al manantial. Es un buen sitio para almorzar antes de viajar al siguiente infierno de Beppu.

7 – Shiraike Jigoku | El Estanque Blanco

Shiraike Jigoku
Shiraike Jigoku – El Estanque Blanco

Este manantial es uno de los más normales si los comparamos a los otros que hay en Beppu. De hecho, llamarlo “infierno” no tiene demasiado sentido ya que tiene un color que azul tirando a blanco. Es uno de los más bonitos en la opinión de un gran número de visitantes. El motivo es el contraste de sus aguas con los bosques que lo rodean, lo cual parece sacado de un cuento de hadas.

Son muchos los turistas que ponen el estanque blanco el primero de sus favoritos. Todo tiene un tono entre verde y blanco, donde suele haber una misteriosa bruma sobre las aguas.

8 – Oniishibozu Jigoku | El Infierno de Barro

Oniyama Jigoku
Oniyama Jigoku – El Infierno de la Montaña del Diablo

Oniishibozu Jigoku también recibe el nombre de “La Cabeza Afeitada del Monje”, pero popularmente es más conocido como el Infierno de Barro. Una de sus principales atracciones es ver como se forman burbujas de arcilla en la superficie de agua. Parece que las aguas embarradas están vivas por su actividad.

Aunque parezca que el agua con barro está hirviendo, lo cierto es que solo está templado. De hecho, una de las cosas que se pueden hacer en Oniishibozu Jigoku es darse un baño de barro, ya sea de pies o de cuerpo entero.

9 – Kamado Jigoku | El Puchero del Infierno

Kamado Jigoku
Kamado Jigoku | El Puchero del Infierno

Por último tenemos el Puchero del Infierno, el cual también tiene una gran cantidad de barro. Visualmente no es agradable para todo el mundo, pero es sin duda una de las curiosidades más visitadas de los 7 Infiernos de Beppu.

Las aguas en Kamado Jigoku están bastante calientes, y de las aguas salen vapores y gas. Las historias cuentan que las emanaciones que salen del manantial eran usadas por los antiguos habitantes para cocinar el arroz. Luego era ofrecido a uno de los dioses locales durante las fiestas de Kamado Hachimangu. Por esto recibe el nombre de “puchero”, aunque ya no se cocina nada en este manantial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here