Un Santuario de Tortugas llamado la Playa de Iztuzu

Iztuzu

De forma sorprendente, una de las playas más bonitas del mundo la podemos encontrar en Turquía, y es la playa de Iztuzu. Para ser más específicos, esta en Dalyan y cerca del pueblo de Ortaca. La playa de Iztuzu es una playa bastante larga de unos seis kilómetros de  larga. Es también una de las playas del planeta donde podemos encontrar un buen número de tortugas marinas.

Dichas tortugas son una gran atracción turística, aunque también es cierto que están en la categoría de especie en peligro de extinción y están muy protegidas. Por esta razón, muchos protectores del medioambiente enfatizan en la necesidad de proteger la playa con sus tortugas. Mucha gente como carne de tortuga y sus huevos, y algunas personas incluso dicen que se puede usar para fabricar medicinas.

Si caparazones también se usan para fabricar productos que después de pueden vender en los mercados, por lo que hay realmente una necesitada de proteger a esta especie. Al notar que estas tortugas marinas (la especie Caretta) se sienten cómodas en la playa de Iztuzu, se han hecho campañas para su protección desde los años noventa. Las tortugas de la playa de Iztuzu requieren arena blanda y fina, por lo que esta playa es perfecta para ellas.

Aparte de observar las tortugas de la playa de Iztuzu, se pueden hacer otras cosas, como por ejemplo navegar, lo cual podemos hacer alquilando una barca para recorrer la zona. La playa es recomendada también para que aquellos que les gusta hacer castillos de arena o cualquier diseño hecho con arena, ya que la que podemos encontrar en esta playa es perfecta para ello.

Otra de las cosas aconsejadas para probar en la playa de Iztuzu es probar los aperitivos que las mujeres locales de la zona preparan. Hay varios locales en la playa donde podemos saborear esta comida en plan aperitivo y también beber algo. Hay en la playa varios puntos donde se pueden alquilar tumbonas y sombrillas para pasar el día.

Nadar en el agua salada y en agua dulce es posible en la playa de Iztuzu, ya que está situada entre el mar y un río. Ver las puestas de sol es otro de los puntos fuertes de esta playa. Lo cierto es que muchos pintores, escritores e incluso músicos, vienen a la playa de Iztuzu en busca de inspiración, y lo cierto es que parece funcionar muy bien.

Hay varios servicios disponibles, donde se incluyen vestuarios para cambiarse y lavabos. Si los aperitivos en los locales mencionados antes, no son suficientes, hay un restaurante en la playa donde se puede comer y beber comida turca en muchas de sus variedades.

No hay que perder la posibilidad de probar la cocina turca, donde destacan sus sopas, aparte del café y el té. Por supuesto, los kebab son mandatarios, y se puede probar con carne y marinados, aparte de los diferentes modos de prepararlo. Lo podemos acompañar con un vino turco tradicional llamado Raki, que se lleva bebiendo por siglos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here