La Arenosa Playa de Jericoacoara en Brasil

Jericoacoara

La playa de Jericoacoara está situada a más de 300 kilómetros al oeste de Fortaleza, cerca con la frontera con el estado de Maranhao. El lugar es frecuentemente llamado Jeri, aunque oficialmente se llama Jericoacoara, el cual tiene un origen indio. La teoría más aceptada para este nombre, es que significa “agujero de tortugas”, que es una referencia a los agujeros que hacen las tortugas en sus playas para enterrar sus huevos.

Para las personas más místicas, la playa de Jericoacoara tiene una energía diferente, y los que la conocen, suelen destacarla sobre otras playas que han visitado. Sobre si es bonita o no, es algo de lo que no debemos preocuparnos, ya que está considerada una de las diez playas más bellas del mundo, según algunas revistas especializadas.

Nadie niega las maravillosas dunas naturales, las lagunas que se han formado en los alrededores de la playa, ni las espectaculares esculturas de Pedra Furada, las cuales son un icono en este lugar. Por las tardes, la música inunda la playa y las localidades cercanas, lo cual se alarga hasta la noche, y donde podemos disfrutar de las dunas hasta el día siguiente.

Los amantes del Windsurf tienen sus raciones de viento aseguradas en la playa de Jericoacoara, la cual también está considerada como una de las mejores playas para practicar este deporte. Lo complementan otras actividades como el senderismo y algunos deportes de aventura. Una de los deportes que ganan más adeptos cada día, es el surf sobre arena, aprovechando las formaciones de las dunas.

Con una población de unos 15 mil habitantes, lo cual la hace parecer a un pequeño pueblo pesquero, realmente esconde una gran estructura que se ha ido desarrollando con los años, y satisface a todos los turistas que vienen de visita. La cocina de la zona se entremezcla entre la internacional y la local, donde podemos encontrar desde locales donde comer comida rápida, hasta platos tradicionales como es el pastel de plátano.

Para preservar un entorno tan rico en matices, se ha puesto en marcha varios proyectos a varios niveles, aparte de haber nombrado la playa de Jericoacoara como zona protegida y establecida dentro del área del parque nacional de Jericoacoara.

Como se ha comentado anteriormente, uno de los escenarios más populares es la roca tallada llamada Pedra Furada. Se trata de la acción          del viento, el mar y el tiempo, lo cual han dejado un precioso resultado que todos con el que todos podemos deleitarnos.

La distancia a las ciudades grandes y una cierta dificultad de acceso, han permitido a la playa de Jericoacoara y su pueblo, algo aislados del resto del mundo. Esto ha sido un factor importante a la hora de mantenerse tan igual que hace muchos años, con un encanto que recuerda a como era la localidad hace décadas.

La electricidad llegó a Jericoacoara a finales de los noventa (anteriormente se utilizaban grupos electrógenos). Sin embargo, la iluminación en las calles está prohibida por la ley, solo pudiendo iluminarlas la luna y las estrellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here