Playa de Knysna

Knysna

El bonito pueblo costero de Knysna está localizado en el corazón de la ruta del jardín, en el cabo oeste de Sudáfrica. Es una localización bien conocida en el país por su belleza en general, donde se incluyen impresionantes bosques, tranquilos lagos y por supuesto unas increíbles playas frente al un océano azul. La palabra “Knysna” se dice que viene de un dialecto local que significa “helecho”, lo cual tiene perfecto sentido si consideramos la flora que alberga este lugar.

knysna sudafrica

De hecho, Knysna es reconocida mundialmente precisamente por su flora, lo cual es otro motivo de visita por parte de turistas de todo el mundo.  Todas estas atracciones naturales dan lugar a muchas actividades que se pueden hacer en Knysna, por lo que es difícil aburrirse.

Lo cierto es que Knysna es un icono dentro del turismo sudafricano y atrae tanto locales como de fuera. El punto central donde se reúnen los turistas en Waterfront, el cual tiene un lago desde donde parten barcos que hacen rutas por una reserva natural cercana.

También hay en este punto algunos restaurantes bastante conocidos y de prestigio, por lo que merece la pena pasarse. En el mismo pueblo hay varias cosas que se pueden hacer, como por ejemplo visitar el museo local, que es imprescindible para los que vienen de fuera.

Hay varias playas que se pueden visitar (como la de Bollard y Brenton), aunque nos centraremos en la playa de Knysna, la cual tiene unas vistas pintorescas. Nos encontraremos grandes acantilados, cuevas, y inmenso océano que nos dejará con la boca abierta y mucha vegetación.

Para admirar todas estas vistas, se fabricaron varios miradores de madera en varios puntos, desde donde se puede tomar fotos o hacer grabaciones para recordar cuando se vuelva a casa. Nadar en la playa de Knysna es bastante seguro, y la arena es perfecta para hacer castillos de arena. Es normal ver siempre a gente paseando por la playa, lo cual para las parejas es bastante romántico.

Hay también algunas calas que están bastante aisladas, y es costumbre buscar alguna y hacer un picnic y pasar el día en ella. En algunas zonas hay cuestas algo escarpadas, por lo que hay que tener cuidado si nos aventuramos demasiado.

En algunas de estas calas hay piscinas naturales hechas de roca, las cuales son ideales para coger la escafandra con tubo y poder investigar el fondo marino. Otra actividad que es popular en Knysna es la pesca. También hay áreas para hacer surf, aunque curiosamente no es lo más realizado en estas costas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here