Hacer una Lista de Playa para Empaquetar las Cosas

Lista de playa

Cuando nos vamos de vacaciones a la playa, una lista de playa para decidir todo lo que nos tenemos que llevar, es una buena idea. Esto nos puede ayudar a reducir la cantidad de cosas que nos llevaremos y también asegurará que nos llevemos las cosas que realmente son importantes. Llevar solo las cosas que de verdad vamos a necesitar puede reducir el tamaño de nuestras maletas. Si vamos a viajar en avión, llevar un equipaje más compacto también nos ahorra dinero en tarifas de transporte. Se pueden incluir cosas que son vitales, como algún medicamento que necesitemos, o algo específico de playa, como por ejemplo trajes de baño y protector solar.

Crear una lista de cada uno de los objetos que podemos necesitar, es una buena forma de empezar. Podemos separar la lista en dos apartados, donde uno será general para el día a día, y el otro apartado para cosas exclusivamente relacionados con la playa. Esto es muy útil para evitar olvidos de última hora o el añadir objetos justamente cuando nos vamos a marchar de viaje. Algunas de las cosas que podemos poner directamente en la lista son los bañadores, gafas de sol, protección solar y algunos juguetes de playa si se va con niños (cubos, palas, etc.).

Si pensamos en llevarnos las sillas y sombrillas desde casa, también se pueden incluir en la lista. De todos modos, siempre es mejor conseguir estas cosas en el destino alquilándolas. Es un peso adicional que nos podemos ahorrar sin conseguimos estas cosas cuando ya estemos en la playa. También podemos incluir otras cosas que nos vendrá bien una vez que estemos en el destino, como una cámara, material para leer y un teléfono con cargador.

Una vez que tengamos una lista completa ya preparada, podemos hacer una revisión para quitar cosas que no son realmente esenciales o que están repetidas. Algunas de las cosas se pueden encontrar cuando ya estamos en nuestro destino vacacional, por lo que puede que no interese llevarlo.

Si vamos a estar en un hotel, las sillas, sombrillas y toallas puede que estén disponibles en dicho alojamiento. Si tenemos las opción de lavar la ropa estando de vacaciones, podemos también ahorrarnos llevar una gran cantidad de ropa. Una habitación que viene equipada con secador, plancha o otras funciones de aseo y cuidado personal, nos puede ahorrar también cosas que debemos llevarnos.

Empaquetas cosas que nos queremos llevar que hagan una doble función, es otra manera de reducir la cantidad de cosas que nos llevaremos a la playa. Cuando vamos a la playa, solemos ir bastante informales, por lo que ciertas ropas nos pueden servir para pasear por el paseo marítimo y también para cenar. De la misma manera, unas sandalias nos pueden servir para estar en la playa o para pasear por tierra firme.

Cuando se viaja en familia, compartir cosas es una gran manera de reducir el equipaje en nuestra lista. Por ejemplo, en lugar de llevar varios botes de protector solar, es mejor llevar uno grande. Si vamos a llevarnos DVDs para ver o escuchar en ciertos momentos del día, se pueden elegir algunos para que toda la familia los disfrute en lugar de llevar muchos de diferente tipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here