¿Qué es un Zoo de Mascotas?

mascotas

Un zoo de mascotas es un sitio donde se mantienen animales domésticos de granja, como pueden ser caballos, ovejas, cabras y algunos animales salvajes que han sido domados, como pueden ser tortugas, ciervos y muchos otros. La gente que visita uno de estos sitios puede ver los animales, interactuar con ellos y algunas veces hasta alimentarlos.

Los empleados en un zoo de mascotas dan información interesante sobre los animales que tienen. Para la gente de ciudad, es una buena forma de crear vínculos con todo tipo de animales y también con la naturaleza, lo cual incentiva el respeto por el entorno. Aparte de esto, visitar uno de estos centros puede ser simplemente divertido.

De todos modos, estos lugares con animales suelen estar pensados sobre todo para los más pequeños, ya que son los que se lo pasan mejor. Aunque se le suele denominar zoo, no es realmente un zoo convencional donde los animales solo se pueden mirar. Al poder pasear entre los animales junto a los cuidadores y poderlos tocar, lo convierte en algo especial y muy diferente a lo esperado.

El recibir charlas y lecturas de primera mano también lo hace muy entretenido. La experiencia se hace incluso más gratificante cuando hay crías y se permite acariciarlas.

En ocasiones, estos llamados zoo de mascotas pueden estar integrados en un zoo tradicional como parte de sus instalaciones. Por regla general, se intenta que estos animales estén lo mejor cuidados posibles para dar, y esto requiere que los cuidadores estén preparados y tengan conocimientos de todos los animales.

También hay que tener mucha paciencia, sobre todo cuando hay visitas de grupos de niños. Estos centros necesitan tener un amplio espacio para que los animales corran y jueguen sin problemas.

La interacción entre estos animales de granja ayuda a los visitantes saber como viven y socializan entre ellos. Muchos de los animales son seleccionados por el temperamento que tienen, y los más tranquilos suelen ser los que se dejan en las zonas para que la gente los coja o acaricien.

Como también pueden transporte bacterias y ciertas enfermedades, incluso en animales que están sanos y bien cuidados, es responsabilidad de un cuidador lavarlos muy bien para evitar cualquier contagio no deseado con los visitantes. También hay que tener cuidado para los propios animales, ya que un visitante pueden transportar algo a otras partes del zoo y contagiar a otros animales susceptibles de coger algo.

En algunos de estos centros se incluyen bandejas en el suelo con desinfectante para mojarse el calzado, y algunas veces incluso hay que lavarse las manos para ir de un sitio a otro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here