5 Peligros durante unas Vacaciones y como Evitarlos

Peligros durante unas Vacaciones

Unas vacaciones normales suelen ser ir en coche a la playa o montaña y pasar unos días tranquilos. Pueden ser más movidas que de costumbre porque haya fiestas o se coma y beba más de lo normal, pero en general no suele ocurrir nada del otro mundo. Nadie quiere hacer viajes peligrosos en sus vacaciones, y precisamente de lo que se trata es de no preocuparse por nada.

Sin embargo, en muchos casos se eligen unas vacaciones que pueden implicar más riego de lo normal. Ya sea porque las playas sean más peligrosas o las carreteras tengan más riesgo que lo normal, puede haber más probabilidades de que ocurra algo desagradable. Si somos de los que les gusta viajar por todo el mundo y perdernos por el país destino, hay algunas cosas que debemos saber si nos vemos enfrentados a ciertos peligros.

A continuación te damos una guía rápida de los peligros más usuales que se pueden durante unas vacaciones. No hablamos de un viaje a unos cientos de kilómetros de tu casa, sino de vacaciones a parques nacionales, zonas de tornados y otros desastres naturales, playas desconocidas y otros sitios de riesgo.

Nadie piensa que le puede ocurrir algo cuando viaja, y normalmente nunca ocurre nada. Sin embargo, saber como reaccionar cuando te enfrentas a ciertos animales, fenómenos atmosféricos o desastres naturales, nos puede ayudar mucho a volver a casa de una pieza. De hecho, son conocimientos que valen para cualquier momento de nuestra vida.

Deseamos que no encuentres peligros durante unas vacaciones que hayas elegido, pero si ocurre, te contamos como evitarlos.

1 – ¿Qué hacer si nos encontramos con un cocodrilo?

Qué hacer si nos encontramos con un cocodrilo

Lo primero que estarás pensando es “Yo no voy de vacaciones a sitios donde hay cocodrilos…”. Normalmente uno de estos encuentros es muy improbable, a no ser que vayas a un criadero de este tipo de animales. Sin embargo, los cocodrilos están en muchas partes del mundo, y algunas veces coinciden con el destino turístico de mucha gente.

¿Conoces a alguien que haya estado en Brasil, Australia, Tailandia, Indonesia, Egipto y muchos otros países de cualquier continente? Pues en todos estos sitios hay cocodrilos y caimanes. De hecho, en varias partes de Norteamérica y Sudamérica también los hay, por lo que no siempre existe el riesgo de encontrarse con uno de estos animales.

Hay dos maneras de encontrarse con un cocodrilo, y es estar en tierra o en el agua. Lo mejor es que sea en tierra por razones muy obvias. Si vemos uno de estos animales en tierra, no debemos correr. Hay que retroceder lentamente y si hacer movimientos rápidos que puedan atraer su atención. En la mayoría de los casos no pasará nada.

Si tenemos la mala suerte de estar nadando en un río o un lago, y nos encontramos con un cocodrilo o un caimán, ¿qué hacemos? Esta es una situación que NO debe ocurrir, porque en el agua somos totalmente vulnerables. Si nos encontramos en esa situación, no hay que hacer gestos bruscos para no agitar el agua. Hay que nadar lentamente hacía la orilla sin perder al animal de vista, dentro de lo posible.

Si el cocodrilo ataca, intentará hundirnos bajo al agua para ahogarnos. No es como un tiburón, que produce grandes daños mediante dentelladas. Lo que hay que hacer es meterle los dedos en los ojos para que nos suelte. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero si nos atrapa un cocodrilo por lo menos lo podemos intentar.

2 – ¿Qué hacer si nos vemos de frente con un oso?

Qué hacer si nos vemos de frente con un oso

Hacer senderismo en una gran actividad al aire libre, y de los más saludables que hay. Es algo que se pueden hacer en muchas partes del mundo, pero si se hacen en parque nacional o en plena naturaleza, hay un riesgo de encontrarse con animales salvajes. ¿Qué harías si te encontraras con un oso en plena naturaleza?

Por lo general, un oso te ignorará y evitará un enfrentamiento. También depende del tipo de oso, y los hay muy grandes que pueden ser peligrosos para el ser humano. Son más fuertes que nosotros, también corren más, y si fuera poco tienen dientes y garras.

Si se llega a producir un enfrentamiento con un oso, nunca hay que correr porque nos verá como una presa. Esto es algo que ocurre con la mayoría de los depredadores, y siempre aconsejan no correr. Lo que hay que hacer es no dar la espalda al oso y retroceder muy despacio hasta perderlo de vista.

Si el oso empieza a seguirte sin saber muy bien que hacer contigo, lo importante es evitar que ataque. Mientras retrocedemos podemos gritar para hacerle ver al animal que no tenemos miedo. De hecho, los expertos dicen que debemos intentar ser los más “grandes” a ojos del oso, por lo que debemos estar siempre en un punto elevado.

De todos modos, si vas a estar en una zona donde hay osos, existen unos spray que repelen a estos animales y puede ayudar bastante.

3 – Los encuentros con perros salvajes

encuentros con perros salvajes

Hay ciertas partes del mundo que son más inhóspitos que otros, y siguen existiendo mandas de perros salvajes que pueden ser una amenaza. Si estamos con la mochila al hombro y nos encontramos con unos perros salvajes en medio de la nada ¿qué podemos hacer? Pues aquí se puede aplicar la técnica del oso ya comentada, aunque con algunas diferencias.

De nuevo, correr es la peor cosa que podemos hacer. Tampoco ponernos de espaldas al perro o jauría de perros. Si vemos que están en una actitud amenazante, hay que coger algo del suelo (una piedra por ejemplo) y que lo vean. Esto intimida mucho a los perros sean salvajes o no. En la mayoría de los casos eso será suficiente para que no se acerquen.

Si se diera el caso de que los perros atacan, hay que estar preparado. Lo mejor es enrollar una prenda de ropa en el brazo, como un jersey o lo que tengamos a mano. Esto será nuestro “escudo” para que el animal lo mierda. Si son varios perros los que atacan, pues hay que intentar proteger nuestras zonas vulnerables. Hay que procurar golpearlos en el cuello o intentar agarrarles las fosas nasales. Lo cierto es que es una situación complicada, y debemos luchar con todas nuestras fuerzas, ya que nos va la vida en ello.

4 – ¿Qué hacer si estamos en medio de una corriente o resaca muy fuerte?

corrientes peligrosas

Cuando estamos de vacaciones nos gusta nadar en el mar, playa o ríos, y es de las mejores cosas que se pueden hacer. ¿Pero que ocurre si acabamos en una corriente o resaca que nos arrastra al fondo? Se sabe que es uno de los principales motivos por los que se ahoga la gente. Uno de los motivos es que hace lo contrario de lo que debería.

La mayoría de la gente entra en pánico cuando se ve atrapada en una corriente de agua. Lo primero que les dice el instinto es nadar con todas sus fuerzas para salir de ahí. Pues esto no es lo correcto porque empeora la situación.

Uno de los problemas que tienen las corrientes de agua en playas, lago o ríos, es que es difícil nadar más rápido que ellas. Por este motivo, tenemos que aprovechar la propia corriente para salir de esta situación. Lo primero será calmarnos y no agotarnos, porque eso es lo peor que podemos hacer.

Hay que nadar de espaldas y de forma paralela a la costa. Aunque lo primero que pensemos es ir a la orilla nadando, hay que nadar a lo largo hasta que hayamos sobrepasado la corriente. No importa que la corriente nos aleje un poco de la costa, porque lo importante es salir de su influencia y luego nadar con tranquilidad a la orilla.

5 – Cuidado con las tormentas, tornados e inundaciones

Qué hacer en caso de tormenta

Dependiendo donde vayamos de vacaciones, nos podemos encontrar con unas buenas tormentas. Si has viajado mucho, seguro que te ha tocado estar en una fuerte tormenta de los muchos tipos que existen. Cuando hablamos de tormentas, nos referimos a tormentas tropicales, huracanes, tornados, etc. Esto algunas veces viene acompañado de inundaciones, lo cual es otra historia.

Lo primero es que depende donde estés cuando vaya a llegar la tormenta. Si estás en el hotel, te darán todas las indicaciones de lo que tienes que hacer. Posiblemente estén acostumbrados a este tipo de cosas y sepan los pasos a seguir. Puede que incluso tengan una zona donde protegerse hasta que todo pase.

Si la tormenta te sorprende durante un viaje ya sea en coche o caminando, hay que buscar refugio de inmediato. Es importante encontrar algún tipo de estructura donde cobijarse, ya sea porque se acerca un huracán o un tornado. Se lo que se trata es de evitar la fuerza de la tormenta, por lo que deja todo atrás si hace falta. Es más importante la vida que un coche, equipaje o las pertenencias que llevemos.

En el caso de una inundación, hay que buscar el punto más elevado que podamos encontrar. En este caso lo que hay que evitar es cualquier riada que se pueda formar, ya que no queremos que nos arrastre. Ya hemos visto en muchos videos lo que puede hacer el agua cuando viaja con mucha fuerza. De nuevo, hay que dar prioridad a nuestra vida y la de los nuestros, por lo que nos se debe perder tiempo en intentar salvar pertenencias personales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here