La Misteriosa Playa Escondida en México

Playa Escondida

En los últimos meses se ha hablado mucho de una playa escondida en las islas Marieta en Méjico, que está atrayendo a muchos turistas gracias a su peculiar forma y como fue creada. Parece ser que el gobierno mejicano hacía pruebas de tiro en esta zona a principios del siglo pasado, y una gran bomba cayó precisamente en este islote.

El resultado es un gran boquete que ha dejado una estupenda playa con una pequeña entrada al mar. Viendo la playa desde arriba, se puede vislumbrar esta pequeña maravilla en todo su esplendor, pero si vamos por mar hay muchas posibilidades de que pasemos de largo.

Está playa escondida está a solo unos kilómetros de la costa mejicana, y en su momento estas islas se usaron para prácticas de tiro al estar deshabitadas. Para llegar a esta maravilla oculta, los visitantes tienen que nadar por un pequeño túnel para acceder a la espectacular playa.

Algunos la han dado el nombre de playa del amor, aunque oficialmente no estamos seguros de si ese es su nombre. Lo cierto es que si no fuera por el sonido de las olas chocando contra la orilla, la gente probablemente ni sabría que tiene una playa tan cerca.

Si se está de vacaciones en México, esta playa es una maravilla que no se debe dejar pasar. El archipiélago que forma las islas Marieta se cree que fue formado debido a la actividad volcánica de la zona hace siglos. Como se ha dicho, durante un tiempo se usaron estas islas para pruebas militares, aunque ya había muchos grupos que pedían que estas islas fueran protegidas.

Finalmente, Jacques Cousteau junto a un grupo de científicos convencieron a las autoridades mejicanas que se crear un parque nacional protegido contra la pesca, caza y cualquier actividad que pudiera dañar el archipiélago.

A día de hoy, todas estas islas permanecen deshabitadas y solo embarcaciones con permiso del gobierno puede llevar a los turistas para ver las maravillas que albergan estas aguas.

Aunque las pruebas y explosiones que se hicieron años atrás dañaron bastante de su ecosistema, hoy en día está casi totalmente recuperado. Estas pruebas también contribuyeron a extrañas formaciones, como la playa de la que hablamos en este artículo.

En la entrada de la roca que alberga la escondida playa, se puede pasar en barca, pero para llegar a la playa hay que mojarse. De todos modos, la altura del túnel por el que hay que pasar, permite que estemos con la cabeza fuera del agua, por lo que no hay que bucear o aguantar la respiración.

Esta playa se ha hecho popular recientemente, y no es de extrañar que recibirá desde ahora muchas más visitas. Hay ya varias empresas turísticas que organizan viajes a esta playa escondida. Los barcos para visitarla salen de Puerto Vallarta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here