Las Maravillosas Playas de Scilla en Calabria

Scilla

Scilla es un bonito recurso turístico que se encuentra en el sur de Italia. La ciudad de Scilla es un lugar con historia y leyendas, y la sombra de la mitología está presente en su existencia. De hecho, en “La Odisea” esta localidad se menciona como la ciudad de la condena eterna. Lo cierto es que la realidad es muy diferente, y Scilla es uno de los mejores sitios para pasar unas vacaciones en este país mediterráneo.

El recurso turístico principal de Scilla está localizado a unos veinte kilómetros de Reggio, que es la capital de la región en Calabria. Lo cierto es que Scilla está formado por tres poblaciones. Una de ellas es el centro administrativo e histórico San Giorgio, que está localizado cerca de la playa.

Aquí hay algunos castillos que merece la pena visitar para ver el lado cultural de la ciudad. El castillo principal cuelga de un acantilado que da a la bahía.

Otra parte de esta localidad es la llamada Marina de Scilla, aunque también se la conoce por otros nombres. En este sitio están los mejores hoteles, como también unos muy buenos restaurantes, discotecas y cafés. Tiene una playa muy espaciosa y cuidada que ofrece todos los servicios de una playa de primero.

Es también popular por albergar un importante festival de fuegos artificiales en honor al patrón de la ciudad de San Roch. Finalmente, tenemos la población pesquera de Chianalea, donde se puede comprar pescado fresco y alquilar un barco para recorrer la costa.

Esta parte de la ciudad es realmente única con una atmósfera especial, donde hay casas construidas justo en la playa. Las casas están tan cerca del agua, que las olas muchas veces chocan contra las paredes de estas edificaciones. En Chianalea, el pez espada es el símbolo de esta población, y es el pez que más se pesca en la localidad.

La ciudad de Scilla está conectada por ferrocarril con las principales ciudades del sur de Italia. La estación de Scilla está a solo dos minutos andando de la playa, por lo que si tomamos este medio de transporte, podemos ver la costa antes de dejar las cosas en el hotel.

Mucha gente que llega a Scilla no se conforma con ver solo este sitio, ya que la toda la costa sur tiene muchas cosas que ver y descubrir. El ferrocarril tiene un buen número de paradas en sitios que realmente no olvidaremos.

De todos modos, la ciudad y la playa de Scilla es ya por si misma un sitio que se debe ver en profundidad. En temporada de verano, Scilla se convierte en un sitio muy vivo y con mucho movimiento. Las tardes y noches se convierten en coloridos locales para tomar algo, cenar y escuchar música.

Muchos turistas visitan Scilla solo por un día, pero aun así, es buena idea conseguir un estupendo hotel en la zona de Chianalea y tener cerca la playa, ya que hay sitios bastante interesantes que visitar en los alrededores. Algunos de estos hoteles tienen la terraza prácticamente metida en la playa y caso a la altura del agua, por lo que no deja de ser pintoresco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here