Las Magníficas Playas de Vendee en Francia

Vendee

Vendee, localizada en la costa sur de Francia frente al océano Atlántico, es un lugar famoso por sus impresionantes playas y su estilo de vide sosegado y tranquilo. Las playas en Vendee son con diferencia las más populares playas que se visitan en el país, y hay algunos puertos muy importantes localizados a solo dos horas de Vendee, haciendo que las visitas por mar a esta parte de Francia, sea mucho más fácil.

Muchos eventos importantes han ocurrido en Vendee, haciendo que la historia de esta parte de Francia sea realmente interesante. Las playas han sido famosas ya en otras épocas y eran visitadas hace muchos años. Para empezar, tenemos la playa de Past Les Conches, la cual parece que nunca va a acabar, donde podemos ver los estupendos paisajes que se nos ofrece.

Las otras playas no le tienen nada que envidiar a esta playa, y en todas partes podremos saborear la  gran comida de la región, sus estupendos hoteles y las instalaciones turísticas que se prolongan por la costa este.

Flanqueadas por bosques de pinos y suaves dunas de arena, las playas de Vendee son el lugar ideal para los amantes del sol y los deportes de playa. El clima templado hace que la estancia sea aun más agradable. Los excelentes museos y las abadías históricas ofrecen más cosas que explorar si decidimos ir a Vendee.

Miles de paseos y caminos hacen que tengamos todo lo necesario para andar o ir en bicicleta mientras hacemos turismo. Uno de los sitios que se debe visitar es Bretignolles-Sur-Mer, el cual es uno de los sitios más visitados de Vendee cuando se va buscando sol. También es conocida por sus tiendas y comercios. Sus heladerías y restaurantes son bien conocidos, y es un lugar magnífico para sentarse y disfrutar de un buen almuerzo. Aunque las playas son la atracción principal, la gastronomía es un punto fuerte en esta zona de Francia, y es algo que se nota.

En Vendee también tenemos la playa de Les Sables d’Olonne, una de las playas de la zona que atrae a los turistas como si fueran imanes. Es uno de los sitios de más glamour en esta parte de Vendee y se caracteriza por sus increíbles tiendas, comercios, bares y restaurantes.

Sin embargo, el plato fuerte es su playa, la cual puede dejar sin respiración la primera vez que se visita. Comer marisco fresco sentado en un restaurante al borde de la playa, es una experiencia que merece la pena y que recordaremos.

La región de Vendee tiene más de cincuenta pequeñas y vibrantes comunidades, cada una fascinante por si misma. Son pequeños pueblos que recuerdan al estilo de la vieja Europa con un distintivo y marcado acento francés.

Se puede montar a caballo, explorar la zona en bicicleta, hacer deportes acuáticos, jugar al golf o incluso visitar alguno de sus casinos, lo cual da una buena oferta de entretenimiento para todas las edades. Una cosa está clara, en Vendee no tendremos ni un momento para aburrirnos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here